Lunes, Octubre 16, 2017
Text Size
Está aquí: Inicio Español

Juan 20.22: Recibid el Espíritu

Alguien escribió con una duda en cuanto a Juan 20.22 y los Apóstoles recibiendo el Espíritu Santo: “Me surge la duda de cuándo recibieron el Espíritu Santo los apóstoles, en Juan 20 o en Hechos 2.4. O cómo entender el orden o lo que les está ocurriendo a los apóstoles con respecto al Espíritu Santo, en estos pasajes.” Puesto que hay cierta confusión entre muchos cristianos acerca de esto, quisiera ofrecerles una explicación bíblica por lo que está pasando en estos textos.

Leer más: Recibid el Espiritu

Categoría: Ensenanzas Biblicas

Juan Marcos: Su vida en bosquejo

En el estudio de Hechos 12 “Juan Marcos” se menciona dos veces. Luego, en el capítulo 13, él sale de la iglesia en Antioquía con Pablo y Bernabé como su ayudante. El joven comete un error grave en el ministerio, pero luego vuelve a ser “útil” para Pablo en el ministerio. Su vida es interesante, y aunque no tuvimos tiempo para estudiarla, por lo menos puedo compartir un bosquejo de su vida (se basa en e los comentarios de John MacArthur en su Biblia de Estudio):

Leer más: Juan Marcos

Categoría: Ensenanzas Biblicas

¿Por qué debe el hijo de Dios estudiar la Palabra de Dios?

  • Archivos: Audio [mp3] | Estudio [pdf] | Notas, estudiante [pdf]

A veces hablamos mucho acerca de la Biblia—de leerla, escudriñarla, estudiarla y meditar en ella. Entonces, puede ser que alguien piense que no hay necesidad de estudiar por qué debemos estudiarla. Ya sabemos que debemos estudiarla, ¿no es esto suficiente?

Además, ¿no es algo "natural" para el hijo de Dios querer leer y estudiar las palabras que su Padre le mandó? Es decir que al nacer de nuevo Dios pone nuevos deseos en nuestros corazones y (se supone) uno de ellos es esa "hambre y sed de justicia" (queremos leer la Palabra de Dios y hacer lo que ella dice).

¿Hay una necesidad de hablar de este tema? Creo que sí porque a pesar de que no debería haber una necesidad, sabemos por observación propia que, sí, es necesario. Lo que observamos en la iglesia los domingos y entre semana, además de lo que vemos en las vidas cotidianas de los cristianos, sabemos que la gran mayoría ni siquiera lee la Biblia todos días. Menos la estudian con diligencia y cuidado.

En este estudio comparto diez razones por las cuales debemos estudiar la Palabra de Dios. Debemos estudiar la Escritura...

  • ...debido a su Autor.
  • ...porque Dios nos manda hacerlo.
  • ...porque es la manera que Dios escogió para cumplir con Su voluntad.
  • ...porque nuestro enemigo, el diablo, la ha estudiado.
  • ...debido a que Pablo la estudiaba.
  • ...porque sólo la Biblia nos provee las respuestas a las grandes preguntas de nuestra existencia.
  • ...porque nunca tendremos otra oportunidad de aplicar algunos de sus versículos una vez que salgamos de esta tierra.
  • ...porque la única prueba de nuestra fe es la Biblia.
  • ...porque queremos agradar a nuestro Padre.

Este estudio se adaptó de Willmington's Guide to the Bible (en español: Auxiliar bíblico Portavoz) por Harold L. Willmington. Es una buena herramienta para el estudiante de la Biblia y sugiero que lo lea de pasta a pasta, apuntando lo importante en los márgenes de su Biblia.

Categoría: Ensenanzas Biblicas

El día de reposo y el cristiano

Muchos cristianos no saben cómo entender bíblicamente este asunto del día de reposo y el sábado. Aun los que usamos la Ley para evangelizar hemos tenido que contestar preguntas acerca del cuarto mandamiento, el de “guardar el sábado” como un día de reposo. ¿Será para nosotros hoy en día o no? Y si no, ¿por qué (todos los demás mandamientos tienen una aplicación para hoy)?

Primero que nada quisiera decir que la primera vez que Dios manda a un hombre (o pueblo / grupo étnico / nación) a guardar el sábado (el séptimo día de la semana) como un día de reposo fue en el Libro de Éxodo, en el contexto de la Ley de Moisés. Antes de esto no vemos ningún mandamiento ni instrucción acerca de guardar el sábado como día de reposo. En Génesis 2.1-3 Dios (no el hombre) resposó el séptimo día. Este pasaje no es ningún mandamiento para ningún hombre y no es ningún patrón que “tenemos que” seguir (porque si fuera un patrón para alguien, sería un patrón para Dios porque fue Dios Quien reposó y no el hombre). Entonces, Génesis 2.1-3 no es ninguna base bíblica para enseñar que el hombre debe guardar el sábado como día de reposo (fue Dios, no el hombre, Quien reposo aquel primer día de la primera semana de la creación).

Leer más: Sabado: Dia de Reposo

Categoría: Ensenanzas Biblicas